El problema de las tallas

Oye, ¿y tú qué talla usas?

“Pues en esta tienda una 38, en la otra una 40, pero de cámiseta en aquélla una M y en esta una S…”

El eterno dilema de las tallas, el eterno problema. Que sí, que nos puede encantar la moda, que nos puede estar gustando todavía más escribir un blog  sobre ella, hablar de tendencias y pasarlo genial con nuestras redes sociales o inventando outfits en Polyvore, pero no por ello vamos a callarnos ante la eterna problemática de las tallas. Y es que, ¿cuántas veces te ha pasado que vas de compras y al final del día acabas con prendas de diferentes tiendas que tienen diferente talla? ¿Cómo puede ser que en una tienda uses una 38 y en la otra una 40? ¿Cómo puede ser que una 42 te esté grandísima en una y en la otra una 40 ni te entre? ¿Por qué sabes que en tal tienda tienes que comprarte una M de camiseta y en otra una L? ¿Por qué en algunas cabes en un S y en otras no? Esto es indignante, sobre todo si vamos al fondo del asunto que creo yo que se empieza a ver claro, ¿verdad?

Un estudio, efectuado con una muestra de 560 personas con un promedio de edad de 30 años, indica que el 44% de los españoles, en su mayoría mujeres, se han planteado hacer una dieta después de comprobar que no usan la talla que creían utilizar.

Aunque los datos rebelan que con el paso de tiempo esta problemática se va solventando, es cierto que estas cosas siguen ocurriendo, aunque sea con menos frecuencia. Si una tienda utiliza una talla 40 real para tus pantalones y tú sabes que usas una 40, llegas y te los pruebas, puede que te los lleves o no. Pero si una tienda tiene unos pantalones que son una talla 40 real y los talla con una 38, al probártelos en la tienda y sentirte delgada y bonita, tienen más posibilidades de que saques la visa y arramples. Aunque luego vayas a otra tienda distinta, vayas a probarte la 38 y no te abrochen los botones. Y he puesto los ejemplos de las tallas 38 y 40, pero por desgracia pasa prácticamente con todas las tallas. Y no sólo con los pantalones, sino también con los vestidos y las camisetas. Parece que algún tipo de estudio no realizado o de regla no escrita dice que si tallas mal tus prendas y haces que tus clientas se vean bonitas creyendo que se están probando una talla menos, hay más posibilidades de que compren. Aunque luego vayan a otra tienda y resulte que eso no es del todo así.

Hay estudios que sostienen que el problema de las tallas puede hacer que mucha gente, en la mayoría mujeres, se plantee adelgazar sin consultar con un especialista o que sienta ansiedad al tomarlo como presión social. Además, la clve de esto está, como ya hemos dicho, en el negocio. Si una mujer descubre que un pantalón que le sienta bien es de una talla mayor a la que ella cree que debe utilizar o a la que ella quiere utilizar, se indigna y no lo compra. Es mucho más sencillo, según parece, marcar las prendas con una talla menos porque así esas mujeres se sentirán conformes y comprarán. Y el negocio es el negocio, por encima de las personas, parece ser.

Que pase con todas las tallas es algo positivo, entre tanta indignación que nos corroe, debido a que denota que en el mercado ya se venden igual tallas más grandes que más pequeñas. Pero no deja de ser un despropósito usar en cada tienda una talla y un verdadero quebradero de cabeza, compremos o finalmente no. Por no hablar de la escasez de tallas.

Ante todo este panorama, ¿qué podemos hacer para elegir correctamente una prenda? Pues hasta que las tallas terminen de unificarse y estos problemas dejen de pasar poca cosa podemos hacer a parte de tener paciencia. Aunque también:

  • Podemos probarnos cada prenda que nos guste antes de llevárnosla.
  • Podemos llevarnos la prenda a casa y allí probárnosla y cambiarla otro día si no nos queda bien.
  • Comprar no fijándonos sólo en la talla sino en el tejido, preguntándonos si tenemos prendas que combinen con ella e intentando hacer de nuestra jornada de shopping algo más racional y menos pasional.

Anuncios

Deja tu comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s